Y a pesar de todo México sigue de pie.

…en el único pie que le queda.

Los recientes hechos de la captura de Javier Duarte (ex gobernador de Veracruz, ex prófugo de la justicia) en Guatemala (Abril 2017) y lo que pareciera significar en tiempos de Elección de varios estados entre ellos Coahuila, con un mensaje del dirigente nacional del PRI un tal Ochoa en el cual y como lo ha venido haciendo intenta salvar al cuerpo leproso (PRI) al que se le amputan gobernadores como extremidades y órganos vitales, no es si no una burla para el Mexicano, pero siguen intentando, ese mensaje aun llega a muchos.

No he revisado y me doy la idea de que pudiéramos haber logrado el 1er lugar en corrupción mundial si tal cosa existiera, si no hay que hacerla para entregarnos tan penoso reconocimiento. México, hablo de la ciudadania no el sistema político y escudos sinónimos de corrupción, ha sabido apretarse el cinturón, hacer sacrificios, vivir dignamente no tomando lo que no le pertenece, aguantar ese pie en el cuello y seguir respirando. La gente que lo hace posible, el subsistir, el sobrevivir.

“Con un PRI Coahuila que se niega a morir y envuelve a todo lo que alcanza con su mentira. Compran tiempo, olvido.”

Lo vivimos día a día en nuestras ciudades, con malos gobiernos que no son transparentes, burlan al ciudadano y al sistema tejido para que ellos puedan hacer y deshacer, lo mismo para los Estados, pareciera ser la única manera de que funcione la maquinaria un juego de poder ya muy conocido de: pedir voto, hacer como que se hace, llevarse lo que se pueda, terminar el periodo en blanco, huir a otro puesto, dejar a alguien en el cargo para ser una tapadera, etc etc. Coahuila lo ha vivido, Monclova también.

Creo estamos viviendo un periodo de hartazgo, un proceso largo y tedioso en el que se siguen evidenciando más y más casos mientras todos estamos muy ocupados en nuestras cosas como para hacer algo como “dice la historia lo hacían antes” levantándose en armas, etc. o tal vez no nos convenga por que somos parte del ir y venir de los hilos ensangrentados que mueven México bajo la superficie, bajo una mascara. Hoy en día no nos cuesta nada señalar, acusar y evidenciar desde redes sociales, ya sea por otra cuenta o de la personal. Mientras no se toquen temas de finanzas y más asquerosas, es tan solo una válvula de escape a la cual como muchos he acudido.

Siempre he creído tenemos la responsabilidad de compartir la verdad, de evidenciar lo que está mal hecho, para ejemplo: las obras en nuestra ciudad Monclova, Coah. No me he cansado de reportar aunque ya esté catalogado como quejoso en contra del Gobierno Municipal, es solo una suposición al ver su actuar, más como ciudadanos fue el compromiso que hicimos al depositar nuestro voto. Vigilar que las cosas se hicieran bien y según lo que hemos podido constatar es que se ha hecho todo al aventón despilfarrando recursos a más no poder. Pensando que nadie nacimos preparados para gobernar, y creyendo que bebería haber restricciones para quienes gobiernan y utilizan el cargo como sala de operaciones de negocios para verse beneficiados y los suyos, deberíamos tener más poder y control los ciudadanos, no quienes no nos representan, Cabildo, Diputados, Senadores etc etc.

Nuestra voz en una gota de agua, una gota que va a romper la piedra de la corrupción e injusticia que vive México, a la mejor no nos toca ver el cambio pero se que lo habrá.